Proyectos

Centro de desarrollo infantil CDI – Espacio Educativo

Año de inicio: 1995

Año de finalización: 2018

Inversión: 58.807,33€ (funcionamiento) + 3.390,59€ (construcción de escaleras)

Beneficiarios: Niños y niñas de 0 a 6 años

Cofinanciadores: MINED, Alcaldía, ARCATA, padrinos, Masiguito y Universidad Agraria

CDI

El Proyecto

El Centro de Desarrollo Infantil ha dado respuesta, durante 23 años, a una necesidad sentida por la población de Camoapa, de atención social y educativa hacia los niños más pequeños del municipio. El CDI fue construido por Sant Just Solidari (SJS) así como también unas escaleras de acceso en el barrio, construidas por una brigadas de jóvenes de Sant Just. El CDI se inauguró el año 1995 y fue cedido por SJS al Ayuntamiento de la ciudad. Económicamente era sostenido con fondos públicos del municipio: la conservación del edificio, la alimentación de los niños y buena parte del personal, la directora, tres educadoras y el personal de servicios, cocina, limpieza y vigilancia; el MINED (Ministerio d´Educación) aportaba cuatro maestros. SJS priorizó la formación permanente del personal educador, acción que permitió al CDI pasar de ser un centro preferentemente asistencial a ofrecer atención educativa a niños de 0-6 años, y también apoyo a sus familias.

Cuando desapareció el programa mundial de alimentos, recibió la ayuda de SJS para la mejora de la alimentación de los niños. Recibía, periódicamente, la visita del pediatra del Centro de Salud velando así por la salud de los niños, y SJS dotaba el botiquín de medicamentos. El trabajo comunitario que desde sus orígenes llevaba a cabo el CDI, también era avalado por algunos “padrinos” (personas altruistas), por la cooperativa San Francisco (40 litros de leche semanales) y por Arcata (ONG de California) con ayudas económicas puntuales, o en especies.

El proyecto del CDI municipal, acabó a inicios de 2018. El cambio político de las Elecciones Municipales de 2017 provocaron una serie de anomalías en el CDI con clara injerencia del MINED versus el personal y la tarea educativa del centro, provocando mucha tensión en el centro y en el Ayuntamiento. La Asociación de Hermanamiento Municipal (ASODHERMU) y SJS solicitaron un diálogo entre las partes, que no se produjo. Finalmente el MINED se apropió del CDI de forma unilateral. Ante esta situación, SJS decide no involucrarse en el conflicto, retira el apoyo al CDI, no así a la educación de la infancia de Camoapa. ASODHERMU, conjuntamente con la Alcaldía y SJS, deciden explorar nuevas posibilitados de educación, con una orientación comunitaria, para la infancia y las familias del municipio.

Aspectos relevantes del proyecto

Primera etapa
El CDI está situado en el Barrio Escondido, después barrio Nuevo Amanecer. Era una de las zonas más pobres de Camoapa que se formó después de la guerra. Las casas eran chabolas pequeñas, donde vivían familias formadas por mujeres solas con criaturas. No disponían de agua corriente, ni electricidad, ni letrinas. Aquellos años, una promotora comunitaria organizaba un comedor en una casa para que los niños del barrio pudieran hacer una comida caliente al día.

La construcción del CDI fue muy importante para el barrio, porque era un espacio asistencial para los niños que daba respuesta a sus necesidades básicas, y las madres podían dejar sus hijos tranquilas, con educadoras, para ir a trabajar. Se puso emfásis en la mejora de la vida cotidiana de los niños, en la interacción niño-adulto y la relación con las familias.

El CDI acogía cada año unos 130 niños, en seis grupos de edad; pequeños (0-3 años) y parvulario (3-6 años) procedentes de familias del barrio, la mayoría formadas por mujeres solas. Unos 800 niños, han recibido atención educativa en el CDI, durante los 23 años de vida del centro.

Segunda etapa
Durante el año 2012 se inició el proyecto “Espacio Educativo”, que significó para el CDI un salto cualitativo a nivel pedagógico, ofreciendo formación permanente a las educadoras en colaboración con “la Casa Vínculos” de Estelí, en el cual también participó una profesora de la UAB.

El proyecto despertó, si cabe, todavía más iusión en el equipo educativo del CDI, que se involucró plenamente. Se dotó el centro, de forma progresiva, con material pedagógico en función del pequeño proyecto de cada curso. Para la actividad motriz de los niños pequeños, mecedoras, escalerillas grimpadoras, sillas tres posturas, cunas, y un suelo cálido para los bebés; cuentos para la biblioteca; estanterías y perchas para todas las aulas, el diseño de este mobiliario fue cedido por la Coop. Almenara de Arcos de la Frontera; se compraron sillas para la sala de reuniones, y en el patio se construyeron juegos, conjuntamente con las familias.

La formación pedagógica con los maestros, introdujo el trabajo cooperativo y por proyectos; con los niños por “ambientes de aprendizaje” y con las familias por “encuentros”, para hacerlas participar del proyecto. El asesoramiento también tomaba la forma de intercambio, coincidía con la “Feria del juego” que se realiza anualmente en Camoapa y “La Jugada” que se realiza en Estelí. Estas actividades comunitarias, convocan a niños de diferentes edades y familias, con gran éxito de asistencia y participación, también por parte de la comunidad que generalmente facilita algunos recursos materiales, como el equipo de sonido, parasoles y refrescos.

El personal educador del CDI y de la Casa Vínculos, participan conjuntamente en la organización, se prestan materiales de juego y se desplazan tanto a Estelí como a Camoapa para compartir la actividad. Este proyecto, ha generado un “trabajo en red” de las educadoras de ambos centros, que sobrepasa las actividades comunitarias mencionadas y tiene continuidad el resto del año, haciendo que la educación infantil de Camoapa no reste aislada y tenga vínculos con el exterior.